Concepto de rebeldía

La rebeldía es la condición del individuo rebelde, siendo esta última palabra etimológicamente derivada del vocablo latino “rebellis”, compuestao por “re” que significa regresión, y por “bellum” que se traduce como guerra. Por eso la actitud de rebeldía puede definirse como volverse contra la autoridad establecida en posición de querella o guerra.

Es una actitud que suele darse a nivel individual (contra uno mismo) cuando alguien cambia su forma de ser o pensar, ante la disconformidad de quien ha sido ante ese momento, o contra la naturaleza (por ejemplo rebelarse contra una enfermedad, lo que en general resulta infructuoso); o social, cuando una o más personas se sienten en oposición a normas o valores impuestos jerárquicamente. Ejemplos: “la población expresó su rebeldía manifestándose contra la suba de impuestos”.

La rebeldía es una característica propia de la personalidad adolescente, en la búsqueda de su propio lugar en el mundo, para lo cual cuestionan las imposiciones de padres, maestros y otros adultos, y del sistema en general.

En Derecho la rebeldía es la situación procesal, que sucede en el ámbito civil cuando el demandado no contesta la demanda, o no comparece sin causa justificada, y el juicio, luego de declararse al demandado rebelde por el Juez o Tribunal, prosigue hasta la sentencia sin su intervención; y en el proceso penal, cuando el imputado no se pone a disposición de la justicia cuando es requerido o se fuga si está en calidad de detenido o preso. El sumario se instruye pero la etapa de plenario no se lleva a cabo pues debe garantizarse el derecho de defensa.