Concepto de recepcionista

Recepcionista es quien tiene la función de recibir a alguien, en sitios abiertos al público, como edificios de departamentos, Bancos, empresas de turismo, hoteles, centros de conferencias, consultorios, oficinas, cines, teatros u otros espectáculos.

Es muy útil la presencia de recepcionista en lugares donde existen muchas oficinas de atención al público, para poder derivar eficazmente a los usuarios o concurrentes hacia el sitio correcto, evitando pérdidas de tiempo. Ejemplo: “No me llegó la factura de gas, iré a la empresa y preguntaré a la recepcionista a qué oficina debo dirigirme para obtener una copia”.

Son personas especializadas en atención a la clientela, con algunos estudios de secretaría. Se ubican a la entrada de estos lugares, tras algún escritorio o compartimiento destinado a ese fin, y dan la bienvenida a quienes allí ingresan, además de corroborar que no sean visitantes no deseados.

En los hoteles, informan sobre los servicios, registran a los huéspedes, indican donde se hospedan a quienes lo soliciten con permiso de los huéspedes, reciben las llaves en caso de que los residentes salgan, guardan correspondencia, atienden teléfono, derivan los llamados si correspondiera, resuelven reclamos, asesoran sobre los servicios del hotel, sobre medios de transporte y ubicación de los lugares más representativos del sitio donde está emplazado el edificio, y reservan habitaciones. En la mayoría de los casos, es en la recepción donde se realiza el check in y el check out, y se paga la estadía. Es conveniente que los recepcionistas posean conocimiento de idiomas, para lograr una mejor comunicación con los huéspedes extranjeros.

Para todo recepcionista, el buen trato, el espíritu solidario, la simpatía y la cultura general, son los atributos más requeridos por quienes los contratan.