Concepto de reclutamiento

El reclutamiento como efecto del verbo reclutar, proviene en su etimología del vocablo francés “recruté” que a su vez proviene de “recoître”, conformado por “re”, que se traduce como “de nuevo” y “croîte”, con el significado de crecer.

Se aplica especialmente en el ejército, donde al incorporar nuevos miembros al servicio armado, que reciben el nombre de reclutas, crece el número de la fuerza. Cuando ese reclutamiento es forzoso u obligatorio, se lo conoce como leva.

Por extensión, se alude a toda incorporación de nuevos miembros en una organización, cualquiera sea su fin: así se habla por ejemplo en el ámbito empresarial, del reclutamiento de personal. En este caso, la búsqueda de nuevos empleados es encarada por el área de recursos humanos, que deben evaluar cual o cuales son los candidatos aptos para cubrir la o las vacantes, de acuerdo al perfil requerido, dado por los conocimientos, habilidades y actitudes de los mismos.

El reclutamiento de personal es un proceso que consiste en identificar cuales son esos candidatos, que pueden surgir espontáneamente, cuando han dejado sus datos o currículum en la empresa, o se han contactado enviando ese currículum vía e-mail o por correo tradicional. Pueden aparecer los postulantes además, por recomendación de otros empleados o de otros empresarios o personas vinculadas a la empresa o ésta puede realizar la petición en diarios, revistas o Internet.

Luego de la evaluación de los postulantes, a través de la verificación de que lo expuesto en el currículum sea certero, y de que lo allí consignado coincide con lo requerido; y de la realización de entrevistas y en ciertos casos, pruebas de admisión y exámenes médicos, se produce el reclutamiento o incorporación a la planta de personal, de aquellos que han sido seleccionados.