Concepto de reconstrucción

La palabra reconstrucción está integrada por los prefijos “re” de reiteración, y “con” que alude a una acción global o conjunta. A estos prefijos se le añade el verbo “struere” en el sentido de “juntar”. Una reconstrucción es volver a armar o juntar lo que alguna vez había sido construido o armado en forma real, simbólica o virtual, y se destruyó en forma total o parcial: “Reconstruí parte de mi historia al poder viajar al pueblo donde nací”. “Los historiadores tratan de reconstruir el pasado”, “Intentaron reconstruir su matrimonio pero las bases de la unión ya estaba aniquilada”, “Podemos reconstruir nuestra amistad si olvidamos viejos rencores”, “reconstruiré el rompecabezas que mi papá desarmó” o “para reconstruir esta pieza de cerámica necesitaré de mucha paciencia, ya que se rompió en varios fragmentos”.

Concepto de reconstrucción

Un ejemplo de reconstrucción edilicia, históricamente famosa, fue la del Templo de Jerusalén. El primer templo fue obra del rey Salomón quien lo erigió aproximadamente en el año 960 antes de la era cristiana. Fue destruido por los babilonios hacia el año 586 antes de Cristo. Luego del retorno del exilio que sufrieron los hebreos en Babilonia por setenta años, el Templo fue reconstruido por su líder Zorobabel con el permiso del rey persa, Ciro II el Grande y fue terminado bajo el reinado de Darío I. Una gran parte del templo fue demolido en el año 19 antes de Cristo por orden del rey Herodes y fue reconstruido. En el año 70 fue destruido por los romanos.

En Criminología, la reconstrucción de la escena del crimen, se efectúa recreando los hechos en el lugar en que sucedieron y en condiciones similares (posición en las que se encontraban víctima y victimario, movimientos, armas usadas, etcétera) para que quienes tienen que decidir la cuestión se formen una idea acabada de lo que aconteció para atribuir o no responsabilidad a los acusados. Gracias al avance tecnológico la reconstrucción también puede hacerse de modo virtual.