Concepto de recreo

Cuando hablamos de recreo estamos haciendo referencia a la acción y también al efecto del verbo recrear, cuyo origen etimológico lo encontramos en el vocablo latino “recreare”, que significa volver a crear, revivir, fortalecer; y es por ello que se habla de recreo cuando designamos las pausas que se realizan en las jornadas de trabajo o estudio, para recobrar energías y seguir luego en la actividad que se estaba haciendo.

El recreo no siempre importa un cese de actividades, pero sí un cambio en las mismas. Quien estaba leyendo se toma un recreo para disfrutar de una infusión, hacer una caminata, charlar con amigos o pensar. Quien estaba construyendo una pared, puede hacer un recreo leyendo un periódico; y quien se hallaba haciendo las tareas del colegio puede hacer un recreo para correr o jugar.

Concepto de recreo

Estas pausas llamadas recreos son muy necesarias para el bienestar físico y psicológico del individuo, pues estar haciendo la misma actividad en un tiempo prolongado, agota y estresa, además de ser un tiempo muy propicio para la socialización. En los colegios, además, los recreos cumplen la función de que los niños puedan comer o tomar algo, e ir al baño, lo que en general no les es permitido en horario de clases. En general en este ámbito, los recreos suelen darse cada dos horas de clase. En las oficinas los recreos son habituales en los horarios de almuerzo o merienda, aunque algunas empresas han incorporado pausas donde los empleados realizan actividades físicas y/o lúdicas. Cuando los tiempos de pausas son prolongados, y no se toman dentro de las actividades diarias, sino sin asistir a ellas por un periodo, se habla de vacaciones o licencias.

En Argentina hay dos localidades que llevan ese nombre. Una de ellas es “Recreo” ubicada en la provincia de Catamarca, en la zona sudeste, a algo más de 200 kilómetros de su capital, y cuenta con 11.847 habitantes. Otra es “El Recreo” una pequeña localidad rural de la provincia de Formosa que solo tiene 110 habitantes.