Concepto de recursos de capital

El capital es el elemento constituido por el dinero y la infraestructura, que se necesitan para poder aprovechar los recursos humanos y naturales en el proceso productivo, considerado como primordial por los capitalistas, ya que sin dinero y otros recursos económicos, no pueden instalarse las empresas e industrias, pues lo necesitan para contar con instalaciones, mobiliarios, maquinaras, comprar materia prima, pagar al personal, etcétera. Fueron los burgueses, dueños de gran capacidad económica los que pudieron convertirse en dueños de las incipientes fábricas en la segunda mitad del siglo XVIII, aprovechando el trabajo de los obreros como recurso humano inferior, al que consideraron como una mercancía, y por lo tanto, capaz de ser comprado y vendido. Esta preeminencia del capital fue discutida por Carlos Marx en el siglo XIX, quien consideraba que lo más importante eran los recursos humanos.

El origen de los capitales puede provenir del patrimonio individual o de un grupo de personas (en las sociedades de capital e industria hay socios que aportan capital y/o trabajo) y ser de origen local, regional, nacional o internacional. A su vez puede tratarse de capital público o estatal; o privado.

Existe dentro de este recurso un capital inicial, donde él o los dueños invierten sujetos al riesgo de que la empresa prospere o fracase. Pero también existe un capital social que son los aportes ya sea en dinero o en especie (máquinas, muebles, etcétera) que el dueño o los socios se comprometen a entregar a partir de que la sociedad comience a existir, para que pueda crecer y expandirse. El capital puede estar destinado a compras, a inversiones, al pago de salarios o depositado en una entidad bancaria a interés.