Concepto de reivindicación

La palabra reivindicación alude a la acción y también al efecto de reivindicar, vocablo de origen latino, compuesto por “res” que significa cosa, y “vindicare” que alude a venganza, usándose en la Antigua Roma la “acción de reivindicatio” para recuperar la cosa que le fuera sustraída al propietario, acción judicial civil que perdura aún en nuestros días, para que el propietario recupere la posesión que perdió, de cosas muebles, inmuebles, y los títulos crediticios que no sean al portador.

Es por ello que la palabra reivindicación, significa la pretensión de recuperar lo que nos han quitado, y de lo que éramos legítimos dueños, extendiéndose a otras cosas que no son materiales, especialmente a lo relativo a la reivindicación de derechos, expresión muy utilizada en el ámbito laboral. En efecto, los trabajadores, sufrieron la explotación como consecuencia de la Revolución Industrial, y a través de protestas y manifestaciones, muchas de ellas con costos personales importantes y vitales, pudieron obtener el reconocimiento de derechos como el descanso dominical o la jornada de ocho horas. Otro tanto podemos decir de los derechos de la mujer, cuya lucha fue larga y aún sin concluir. Cuando estos derechos obtenidos se vulneran, los afectados actúan de diversos modos para reivindicarlos (tratar de que se los devuelvan). Para ello hacen protestas, paros, marchas, etcétera.

También se emplea para aludir a que somos los autores de algo: “el autor del libro reivindicó su autoría ante el posible plagio” o “la organización terrorista reivindicó el atentado”.

En los casos de injurias, puede el ofendido pedir una reivindicación pública, a efectos de que su buen nombre no quede mancillado.