Concepto de relativismo

El relativismo es una doctrina filosófica que niega que existan verdades o conocimientos de tipo universal, sino que son relativas, subjetivas, dependientes del contexto o de la cultura. No habría verdaderas universales u objetivas, como sí sostiene el objetivismo.

En la Antigua Antenas, los sofistas fueron célebres relativistas, como por ejemplo Protágoras de Abdera, quien decía que el hombre era quien imponía a las cosas su medida, por lo tanto lo importante era conseguir una vida justa y digna sin pretensión de la búsqueda del ser. El apogeo del relativismo lo alcanza el sofista Gorgias, quien en su tratado “Acerca del no ser” niega la validez del lenguaje y la posibilidad de alcanzar el conocimiento. A esta concepción se opusieron Sócrates y Platón, defensores del objetivismo.

El relativismo ético proclama, que dado que las creencias morales son relativas a cada cultura, lo correcto o incorrecto va a depender de lo que cada sociedad así considere. Los enunciados éticos carecen de contenido cognitivo, y por lo tanto no son ni verdaderos ni falsos. Se originan en las emociones y en las actitudes de quienes los emiten. Ninguna cultura por lo tanto puede imponer sus normas éticas sobre otras por considerarlas superior.

El relativismo lingüístico sostiene la influencia de la lengua materna sobre el modo de razonamiento de las personas, haciendo que dependa de qué lengua se hable de modo originario, cómo pensemos y veamos el mundo.

La máxima crítica que recibe el relativismo es que aseguran como verdad absoluta, la inexistencia de verdades absolutas; por lo cual esa afirmación también debería tomarse como relativa.