Concepto de reportaje

La palabra reportaje se originó en el latín “reportare” integrada por “re” prefijo de repetición y por “portare” con el significado de “llevar”, de donde pasó al francés como “reportage” y al italiano como “reportagio” llegando “reportaje” finalmente al español, para designar el modo de divulgar periodísticamente, como relato, y de modo documental y subjetivo, con intervención personal del periodista, algún hecho o conocimiento de actualidad, como digno de llegar al público masivo, a través de la radio, la televisión, las revistas, los periódicos o Internet. O sea hacer circular una noticia.

Concepto de reportaje

El reportaje moderno tuvo inicio en las dos primeras décadas del siglo XX, masificándose desde 1960. Se diferencia de las noticias en que los reportajes son más profundos, ahondando más en el tema.

No necesariamente tiene que haber sucedido el hecho que se analiza en el reportaje en ese día, puede ya haber pasado y haber sido noticia, pero el reportaje reabre el tema para ampliarlo.

El trabajo de hacer un reportaje es planificado extrayéndose los datos de la investigación de fuentes confiables (al meno tres) relativamente extenso, y suele incluir además de entrevistas orales y/o escritas, fotos y videos. Puede hacerse la redacción en forma descriptiva o demostrativa.

Los temas que aborda un reportaje son variados: autobiográficos, científicos, políticos, económicos, turísticos, artísticos, etcétera. Un buen periodista debe seleccionar muy bien el tema que atraerá al público, por su impacto y trascendencia y por el modo de abordarlo.

Se exponen siguiendo una cierta estructura, comenzando con un título atractivo, y seguido de un índice, una introducción, un desarrollo y a veces cuentan con una conclusión y dejan espacio para la reflexión del lector u oyente.