Concepto de rescate

Rescate significa sacar a algo o a alguien de una situación peligrosa. Así pueden rescatarse libros, muebles, animales o personas, de un incendio o de un naufragio. Quien realiza el rescate se denomina rescatista.

Las situaciones de peligro en que se hallan las cosas, animales o personas pueden ser por causas naturales o accidentales, como los casos expuestos, o pueden ser provocadas ex profeso por el hombre, para lucrar con ellas, pidiendo sumas de dinero u otros beneficios patrimoniales o extrapatrimoniales, para liberar las cosas, animales o personas secuestradas.

Cuando se producen estas situaciones ilegítimas de privación de libertad a alguien, y se exige dinero o favores a cambio, se denomina también rescate a la prestación que se debe dar para que el rescate, o sea la liberación y puesta fuera de peligro, se lleve a cabo.

En estos casos, muchas veces el rescate se hace cumpliendo las exigencias del secuestrador, pagando el precio del rescate; y en otras, liberando al secuestrado por la fuerza.

Se llama también rescate, al rescate de acciones, que se da cuando la sociedad emisora puede recuperar las acciones vendidas, devolviendo las sumas a los accionistas. También se habla de rescate de deuda, o de hipoteca, cuando se las salda antes de su vencimiento.

También hablamos de rescate en términos más generales, como cuando se habla de rescatar la economía de la crisis, o sea sacarla de la situación deficitaria, o rescatar a los niños de la calle, o de la acción de las drogas; o a la humanidad entera de la crisis de valores, para salvarla de la decadencia moral.