Concepto de residencia

Se entiende por residencia el lugar donde alguien habita, como consecuencia de residir, proviniendo en su etimología este verbo de “residere” de “re” que indica intensidad, y “sedere” que es sentarse. Es un concepto de hecho y no de derecho.

La residencia es la casa o lugar donde uno habita, especialmente si son suntuosas y de gran tamaño; pudiendo alojar colectivamente a personas de igual condición, y por eso se llaman “residencia de estudiantes”, residencia de ancianos”, residencia de inmigrantes, etcétera. La residencia es una condición efectiva, se requiere la habitación de hecho, por lo cual puede ser definitiva o solo temporaria, como el caso de alguien que está de viaje. Los Estados requieren continuidad en el tiempo de permanencia, por lo menos un año, entre otros requisitos, para otorgar la residencia legal en el país, a un extranjero.

También alude a la permanencia del sujeto en determinado lugar, lo cual es condición para ciertos cargos públicos; por ejemplo en Argentina, para ser diputado o senador, se requiere haber nacido en la provincia que representa, o tener al menos dos años de residencia inmediata en ese lugar.

La residencia no siempre coincide con el domicilio, concepto este último que tiene importancia jurídica, para el ejercicio de derechos y afección a obligaciones, salvo en ciertos casos: por ejemplo el domicilio legal de quienes no están siempre en un mismo lugar, deambulando de un sitio a otro, es fijado por su residencia actual.

También se llama residencia a ciertas becas otorgadas con fines de capacitación, a estudiantes y profesionales jóvenes, especialmente en el área de la salud.