Concepto de rifa

La palabra rifa procede de “rif” en el sentido de la onomatopeya de raspar; y en sus comienzos hizo alusión a un juego de dados; para luego generalizarse a cualquier juego donde se realizara un sorteo para determinar el o los ganadores, de entre quienes eligieron alguno o algunos de una serie de números que luego resultaron favorecidos con alguna premiación. En general son contratos aleatorios onerosos, aunque podrían ser gratuitos, como cuando se regala un número de sorteo junto a la entrada de un espectáculo o en alguna celebración.

Concepto de rifa

Las rifas pueden tener carácter público o privado según quien sea su organizador; y si bien los particulares muchas veces hacen rifas con el fin de recaudar fondos, por ejemplo para reparar un colegio u hospital, para un viaje de estudios, para ayudar a algún necesitado etcétera, sin requerir permiso; lo legal es solicitar autorización administrativa para la venta de los números y realizar el sorteo por alguna lotería oficial (aunque en la práctica muchas veces se extraen los números de una urna o bolsa en forma privada y con dudosa confiabilidad).

Puede tomarse rifa como sinónimos de lotería, aunque lo usual es que las rifas otorguen premios menores que pueden ser en dinero o en especie: “Me he ganado una torta en la rifa de la escuela” o “Compré varios números de rifa para colaborar con los niños del comedor comunitario”.

Entendida como rasgar, la palabra rifa se aplica en el ámbito náutico a las velas que se cortan o rompen.

Socialmente puede hablarse de rifa en el sentido de enemistad o riña al romperse una situación de armonía.