Concepto de río

Formados en zonas donde se acumula el agua; los ríos son aguas continentales, que escurren a través de su cauce o lecho, por la superficie de los continentes, desde su naciente hasta su desembocadura, dejando en su curso sedimentos de lodo, arena y grava (pequeñas rocas), naciendo en montañas, lagos o en sitios donde se concentran las lluvias, o aguas de deshielo, y desembocando en otro río, o en el mar.

Son porciones de agua dulce ubicados en el interior de la masa continental, con diversos caudales, que es la cantidad de agua que transportan, medida en metros cúbicos por segundo. Los arroyos o ríos secundarios que desembocan en un río principal se llaman afluentes. La superficie recorrida tanto por el río principal como por sus afluentes, se llama cuenca. Si se despeñan desde un acantilado, producen saltos de agua llamados cataratas, de gran atracción turística.

Desde su nacimiento hasta su desembocadura el río recorre diferentes tramos que reciben el nombre de cursos (superior, medio e inferior). Las orillas de un río, derecha e izquierda, se llaman márgenes.

El título de río más largo del mundo fue hasta hace poco tiempo detentado por el río Nilo, con una longitud de 6.690 km. Sin embargo, una expedición científica le quitó esa distinción para otorgársela al río Amazonas, con 6.800 km., al comprobar el error en su punto de nacimiento, que son los Andes peruanos del Sur.

El agua de los ríos sirve para consumo; para conformar con la erosión, las características del relieve; como fuente de vida para plantas y animales de agua dulce; como medio de transporte y comunicación; como recurso turístico; y para proveer energía hidroeléctrica.