Concepto de rol

Si rastreamos la etimología de la palabra rol, nos remitiremos al latín “rotulus” cuyo significado es rollo. Esta la fue la significación del término, traducido como “rôle´” en francés o como role en inglés, hasta el siglo XVIII, que designaba un papel enrollado, usándose por lo tanto para aludir a listas. A posteriori ese significado fue ampliado para designar el papel, pero como hoja escrita, con un contenido a interpretar, que hace que alguien asuma una cierta función o posición dentro de una obra escénica. Así por ejemplo decimos: “el rol del actor en esta obra es muy complejo, le tocó representar a un desquiciado”.

El rol en ese último sentido también es usado desde la Psicología y la Sociología para designar las conductas interpersonales regulares e internalizadas, aprendidas durante el proceso de socialización, determinadas por la posición social o estatus de cada uno, que son esperadas por el conjunto social. Los estatus, y por consiguiente los roles que cada persona desempeña, van variando durante el transcurso de su vida, y coexisten durante ella varios roles. Un maestro, puede a su vez ser padre, hermano, primo, sobrino hijo, nieto, amigo, etcétera.

Las conductas o acciones de la gente (su rol) se corresponden con su status, o al menos, la sociedad espera que ello suceda, y surgen como conductas aprendidas durante la convivencia social, al modo en que los actores van incorporando su libreto. Al estatus de padre le corresponden las siguientes conductas: cuidar a sus hijos, alimentarlos, guiarlos, educarlos, protegerlos. El rol del estatus de maestro es enseñar, educar, evaluar, etcétera. Son complementarios: existe el rol de maestro porque hay un rol de alumno, el de padre porque hay un hijo, etcétera.