Concepto de salomónico

Salomónico indica “relativo a Salomón”, rey de Judea, hijo del rey David. Salomón tuvo el honor de erigir el primer templo de Jerusalén y trascendió fundamentalmente por un juicio emblemático que nos relata la Biblia, donde una mujer cuyo hijo había perecido aplastado por ella mientras dormían, le arrebató su hijo a otra mujer, sustituyéndoselo por el suyo muerto. Cuando ambas madres concurrieron ante el rey Salomón para reivindicar al niño como propio, el monarca decidió ante la duda de cual era la verdadera madre, darle la mitad del pequeño a cada una de ellas. La madre que suplicó que esto no se hiciera y que ante tal posibilidad prefería que su hijo continuara con vida aunque fuera en manos de otra mujer, fue en definitiva la que demostró para Salomón ser la madre verdadera, y no aquella que quería que no fuera para ninguna de las dos; y a la primera el niño le fue entregado.

Concepto de salomónico

Basada en esta historia, y si bien Salomón era un hombre muy justo y lo que amenazó hacer (partir un bebé a la mitad) seguramente tuvo solo el propósito de averiguar la verdad, cuando hoy hablamos de decisión salomónica, hacemos referencia a que trata de contentar a ambas partes en conflicto.

De las dos columnas del templo de Jerusalén, de fuste retorcido, dando sensación de movimiento, que en el año 586 antes de la era cristiana fue destruido, surge la denominación dada por los barrocos de “columnas salomónicas” a estos elementos arquitectónicos. Esas columnas que flanqueaban el vestíbulo simbolizaban la estabilidad y la fuerza.