Concepto de semana

Etimológicamente, semana proviene del vocablo “septimana”, que quiere decir siete días. Es justamente, un período temporal de siete días, contados de Lunes a Domingo o de Domingo a Sábado, cuyos días tienen nombres que corresponden a un astro cada uno. Corresponden, de Lunes a Domingo, respectivamente: a la Luna, a Marte, a Mercurio, a Júpiter, a Venus, a Saturno y al Sol, que son todos los astros que pudieron identificar los antiguos griegos.

Si observamos la traducción de estos astros a los días actuales, vemos que no hay mucha correspondencia terminológica entre el Sábado y Saturno; y menos aún entre el Sol y el Domingo, lo que sí ocurre en el idioma inglés (Saturday y Sunday). En castellano, Sábado, proviene del Sabat hebreo, día de descanso que se tomó Dios luego de crear el mundo; y Domingo significa “el día del Señor” de los cristianos, en que se produjo la resurrección de Cristo. “Dominus” es Señor, en latín.

Fin de semana se considera al Sábado y Domingo. La semana laboral, legalmente no puede ser mayor a 48 semanales. Si alguien trabaja los fines de semana debe tener otro día de descanso, como compensatorio. Fin de semana largo es cuando se añade al Sábado y Domingo, otro día no laborable, antes o después. Así ocurre en Argentina, con el Jueves y Viernes santo, que se añaden al Sábado y Domingo. En otros países, como Uruguay toda la Semana Santa es no laborable.

Se llama Semana Santa al período comprendido entre el Domingo de Ramos, cuando ingresa Jesús a Jerusalén, y el de Resurrección de Jesucristo luego de su muerte. Ocurre entre los meses de marzo y abril de cada año.