Concepto de subdesarrollo

El prefijo “sub” alude a lo que está por debajo, en este caso del desarrollo, entendido como el progreso económico, cultural, científico y técnico de un lugar, país o región.

El sometimiento, la falta de recursos y de industrialización hicieron que no todos los lugares del planeta alcanzaran el mismo grado de pujanza y progreso, quedando ciertos lugares geográficos marginados y rezagados en este proceso creciente de globalización.

El economista liberal Adam Smith, sostenía que todas las regiones podían aspirar al progreso de modo similar. Esto fue cuestionado desde fines del siglo XIX por economistas alemanes, basándose en evidencias prácticas, que demostraban el atraso cultural y la pobreza económica de algunos lugares, basados en una economía afianzada sobre el sector primario; y el progreso ostensible de otros, ricos e industrializados.

Concepto de sudesarrollo

Los países subdesarrollos tienen un alto grado de mortalidad infantil, escasa alfabetización, mucho crecimiento poblacional por su alta tasa de natalidad, pero a la vez la esperanza de vida es mucho menor que en otras zonas, debido a las malas condiciones sanitarias, de alimentación y al poco acceso a la prevención y tratamiento de las enfermedades. Varios de esos factores son analizados por el índice de desarrollo humano (IDH) para hacer una lista de países que pueden considerarse subdesarrollados, entre los cuales se hallan muchos pertenecientes al continente africano, Haití en América o Afgasnistán y Pakistán en Asia, entre otros.

La Revolución Industrial del siglo XVIII cambió el modo de entender el mundo e impulsó al capitalismo a dividir no solo a las personas sino también a los países de acuerdo a su poder económico y financiero.

Medir esa capacidad de crecer y desarrollarse no es tarea fácil ni precisa, pues las condiciones y el contexto suelen ser variables. Existen hoy naciones emergentes que tratan de salir de su situación actual y pelear el liderazgo en cuanto a países desarrollados con las grandes potencias mundiales, como por ejemplo Estados Unidos o Alemania. Para ello se unieron en el BRICS, países con mucho territorio y población, y crecimiento de su producto bruto interno (PBI) que pueden ser lugar propicio para inversiones. Son por ahora, Rusia, Brasil, China, India y Sudáfrica. Se analiza la incorporación de Argentina que fue invitada a participar a la cumbre a celebrarse en julio de 2014.