Concepto de subsidio

Originada en el latín “subsidium”, palabra integrada por “sub” en el sentido de “debajo” más el verbo “sidere” = asentarse. En este sentido un subsidio es algo que sostiene por debajo, el que apuntala o ayuda. Se aplicó también a la reserva de tropas que esperaban y salían cuando eran requeridas, para apoyar a otras en la lucha.

En la actualidad se aplica a la ayuda económica que se brinda a personas físicas o a empresas, para ayudar a cubrir sus necesidades. Los subsidios en general proceden de las autoridades gubernamentales y se satisfacen con fondos del erario público, para impedir graves daños sociales. Por ejemplo el subsidio de desempleo, se otorga por un tiempo limitado en la mayoría de los países del mundo, para permitir que quien ha perdido su trabajo no pase necesidades económicas y pueda cubrir sus necesidades propias y familiares hasta que consiga un nuevo trabajo.

Concepto de subsidio

Existen subsidios a empresas de servicios públicos, como por ejemplo al gas, a la luz o al transporte público, para que los usuarios paguen menos, y el resto quede a cargo del Estado. Cumplen la función contraria a los tributos o impuestos, que importan un gravamen para los usuarios, que también son necesarios ya que con esta forma de recaudación proporcional a los ingresos, se pueden generar recursos para poder otorgar subsidios, que tienen la característica de ser transitorios, hasta que la situación crítica cese.

En Argentina, los subsidios son muchos durante el gobierno del Frente para la Victoria: hay subsidios al gas (natural y de garrafas) a la luz, al transporte, para la compra de taxis, para canjear electrodomésticos, etcétera. Los subsidios son una característica de los llamados Estados de Bienestar, diferente a la concepción del Estado liberal, alejado de la intervención del Estado en la economía.