Concepto de táctica

El origen etimológico de la palabra táctica es griego. Proviene de “taktikos” que a su vez deriva del verbo “tassain” que puede traducirse como “ordenar”. Es un concepto muy vinculado con la estrategia que prevé medios (tácticas) para llegar a un objetivo. O sea que las tácticas son los instrumentos que llevan a cabo el plan de acción diseñado en la estrategia, ordenando los recursos con que se cuenta y adecuándolos a las circunstancias. Ejemplo: diseño una estrategia para alcanzar el objetivo de recibirme de abogado en tiempo y forma. Para ello mi estrategia es estudiar, y como tácticas, me levanto temprano, reduzco las visitas sociales, reúno el material de estudio, acondiciono el lugar que dedicaré a las tareas, etcétera.

Concepto de táctica

En el ámbito militar las tácticas son las maneras en que se combina el empleo de la fuerza con las circunstancias para realizar el operativo de defensa o ataque. Por ejemplo las falanges griegas y las legiones romanas usaron como táctica de combate, la infantería como fuerza primordial, lo que cambió en la Edad Madia basándose las tácticas combativas especialmente en la caballería.

El concepto de táctica nacido en el campo de la milicia fue aplicándose a otros ámbitos como por ejemplo el comercio: “realizar ofertas de fin de temporada es una buena táctica para obtener recursos para adquirir productos nuevos y hacerse conocidos por el público”.

Existen juegos como el ajedrez que requieren pensar en estrategias, que deben contar con planes de acción o tácticas para poder vencer al contrincante, haciéndole jaque mate. Entre estas tácticas podemos mencionar “la clavada” (jugada que impide al oponente poder mover su pieza) o el doble ataque directo (cuando usamos una pieza excepto el caballo para amenazar a dos del jugador rival).