Concepto de tasa de cambio

Cuando se habla en economía de tasa de cambio, o también llamado tipo de cambio, se trata de un indicador, que alude al valor que posee una moneda extranjera (divisa) con respecto a la moneda nacional (tasa de cambio nominal).

Cuando una persona concurre a una casa de cambio y solicita cierta cantidad de moneda extranjera, le indicarán cuanto tiene que entregar en moneda nacional para adquirir lo peticionado. También puede suceder que alguien quiera vender divisas, y entonces le adjudicaran por ellas un cierto valor en moneda nacional. Las tasas de cambio para la compra de divisas difieren con respecto a las de la venta, ya que allí está la ganancia de quienes se dedican a la actividad de comprar y vender moneda extranjera: la venden más cara y la adquieren más barata.

Las tasas de cambio pueden ser fijas o flexibles. En el primer caso el valor de una moneda con respecto a otra, se determina por el Banco Central de modo inflexible y riguroso; en el segundo caso, como cualquier otro bien, su valor se determina por el libre juego de la oferta y la demanda. Muchas veces es el propio Banco Central el que interviene comprando o vendiendo divisas para regular su valor en el mercado.

Cuando se realizan operaciones comerciales internacionales, éstas pueden hacerse al contado, con el valor cambiario vigente en ese momento, llamándose en este caso tasa de cambio spot; o pueden programarse para ser liquidadas en fecha posterior, con tasas aún no conocidas pero estimadas; lo que recibe la denominación de tipo de cambio futuro o forward.

Hasta aquí nos hemos referido a la tasa de cambio nominal. La tasa de cambio real es el precio que tienen los bienes de un país extranjero, expresados en relación a los bienes del país. Es un valor relativo.