Concepto de transacción

Proveniente etimológicamente del vocablo latino “transactionis” en el sentido de acuerdo, convenio o contrato.

Las transacciones comerciales son acuerdos entre partes por los cuales se produce un intercambio de cosas con valor económico (bienes) o servicios, consistiendo en prestaciones y contraprestaciones recíprocas. Por ejemplo, en una compraventa se entrega una cosa a cambio de un precio, consistente en una suma de dinero; en las transacciones bursátiles se entrega una suma de dinero a cambio de acciones sociales; en las transacciones de servicios, alguien presta a otra una función y recibe por ello un pago.

Es también un modo de conclusión de controversias en sede judicial o en el ámbito extrajudicial, por el cual las partes, se hacen recíprocas concesiones (parten diferencias, renuncian a ciertos derechos) dando por finalizadas las cuestiones que no están claras (dudosas) o que están siendo objeto de decisión judicial. Por ejemplo una persona le reclama a otra una deuda de dos mil dólares, la mitad de ella en concepto de intereses moratorios y punitorios, mientras el demandado, sostiene que la totalidad asciende a mil quinientos dólares, ya que los intereses que se le pretenden cobrar, para él, son usurarios. Por transacción, que la mayoría de los autores consideran que se trata de un contrato, acuerdan en terminar la diferencia, aceptando el acreedor cancelar la deuda, por ejemplo, en mil setecientos dólares. Ambos renuncian a una parte de sus pretensiones. En el derecho laboral se llama a las partes a conciliación, así se llama en este caso la transacción, por ejemplo si se discute el monto de una indemnización por despido injustificado.

La transacción, también forma parte de la psicología social, e incluye las interrelaciones entre individuos en forma de estímulos y sus correspondientes respuestas por la otra persona.