Concepto de trenza

La palabra trenza procede en su etimología del latín “trinitiāre”, palabra que se deriva de “trini” que indica que se trata de algo conformado por tres partes. Esos elementos que en algunos casos pueden superar el número de tres, se disponen en forma entrelazada, por lo cual debe tratarse de un material flexible, como cabello, lana, tela, hilo, alambre, cable o cuero.

En peinados

Sus usos son varios, siendo el más frecuente como tipo de peinado, usado por los humanos desde los primeros tiempos prehistóricos, por ser fácil de concretar y muy cómodo. Fue muy frecuente en las poblaciones aborígenes americanas y africanas, y entre las mujeres troyanas, griegas y romanas. Las mujeres celtas más distinguidas llevaban su cabello largo y trenzado.

Concepto de trenza

Durante el siglo XI las mujeres europeas solían usar dos largas trenzas que caían a cada costado de su rostro, adornado además el peinado con cintas, plumas y peinetas.

Estas trenzas son conocidas como convencionales, donde se toma todo el cabello en su conjunto, que debe estar relativamente largo, se lo divide en dos o más partes, y cada una de ellas a su vez, requiere separar el cabello en tres, y se lo va entrecruzando, una parte encima de la otra, de modo alternado. Otras variantes femeninas, fueron surgiendo con el tiempo usando la trenza como base para otras sofisticaciones, como la trenza francesa que va añadiendo más cabello a medida que se lo va entrecruzando en su largo, y luego en general se realiza un rodete, a veces engalanado con moños. La trenza holandesa o invertida se cruza por debajo. Otras trenzas forman una especie de corona, de donde descienden, y se llaman trenzas en cascada.

En indumentaria

Los trenzados también se utilizan para decoraciones de prendas de vestir, como cinturones, tiras de carteras, etcétera, o de adornos hogareños o festivos, por ejemplo cuando se hacen guirnaldas de papel.

Otros usos

También quienes practican alpinismo utilizan para escalar cuerdas trenzadas para que sean más resistentes. Se usan también en electrónica para evitar el contacto e interferencia electromagnética.

En el deporte

En el baloncesto, las trenzas son jugadas en las que intervienen tres jugadores. Uno de ellos, colocado al medio, le pasa el balón al que se halla en uno de sus lados, corriendo por detrás de él para colocarse en su sitio. El que recibió la pelota a su vez la pasa al que estaba ubicado al otro lado, y también corre por detrás, a colocarse en el lugar del que la recibió último, quien corre al medio, y vuelve a comenzar el trenzado, recorriendo así la cancha en busca de ver el momento oportuno para hacer un gol.

En gastronomía

En pastelería, las trenzas son confituras hechas con masa entrecruzada.