Concepto de tutoría

La palabra tutoría procede en su etimología del verbo latino “tueri” en el sentido de proteger; la referencia a un agente “tor” mas el sufijo de cualidad “ia”.

La tutoría es una función otorgada, atribuida y aceptada por quien debe velar por la seguridad y bienestar de alguien o algo. Quien la ejerce, desempeña el cargo de tutor, ya sea conferido legalmente y por disposición judicial como en el caso de los menores de edad que no tienen padres que ejerzan la patria potestad; o de modo informal, como ocurre con aquellos que orientan a los estudiantes en sus lecciones y actividades escolares, muy común en la educación a distancia, donde el educando recibe las lecciones vía Internet, pero cuenta con un apoyo de tutorías “on line” dónde puede evacuar sus dudas.

Concepto de tutoría

En algunos establecimientos educativos, se cuenta con la presencia del profesor tutor que ayuda a todos los alumnos orientando al grupo completo en cuanto a los contenidos, y solucionando los problemas de convivencia; o se dedica específicamente (retirándolos por un tiempo del salón de clases o a contra turno) a aquellos que por no haber asistido a clases durante un tiempo, por ejemplo por razones de salud, o que por problemas de atención u otros inconvenientes se ven retrasados en su proceso de aprendizaje con respecto a sus compañeros; teniendo la tutoría, el objetivo de nivelarlos, para evitar la deserción y la repitencia escolar.

También es frecuente la tutoría en el caso de quienes tienen que presentar para obtener su título universitario una tesis de grado, para lo cuál se designa a un profesional especializado en el tema para que ayude al próximo egresado en su trabajo final.

En todos los casos, quien desempeña la tutoría escolar o profesional, debe reunir ciertas cualidades: ser guía, orientador, paciente, saber escuchar, asesorar, conduciendo al discípulo sin invadirlo ni realizando la tarea por él.