Concepto de veneración

La veneración, del latín “veneratio” es la acción y el resultado de venerar, procedente etimológicamente del latín “venereus”, relativo a la diosa romana del amor, llamada Venus, equivalente a la diosa griega Afrodita.

La veneración supone sentir por alguien un inmenso respeto y devoción, lo que generalmente recae sobre vírgenes, santos y otras imágenes religiosas, a quienes se les rinde culto por parte de ciertas religiones, prácticas que era habitual en el paganismo Actualmente la veneración de imágenes religiosas ocurre en el catolicismo: “Soy devota de la virgen del Carmen, la venero desde niña”. No debe confundirse veneración como respeto, recuerdo y reconocimiento a alguien que es ejemplo y foco de admiración, con adoración, término similar, pero que supone una entrega y sumisión total. En el catolicismo si bien se permite la veneración de símbolos, santos y vírgenes, la adoración solo se debe dar a Dios.

Concepto de veneración

En la India, se venera a las vacas como animales sagrados, siendo símbolo de fecundidad.

Otras religiones como el judaísmo, los evangélicos y los islámicos prohíben la veneración de imágenes. Moisés se enfureció cuando al volver con las Tablas la Ley encontró a su pueblo en plena veneración de un becerro de oro.

Como señal de respeto se usa para referirse a la veneración hacia nuestros padres, hacia nuestra nación, la veneración a la bandera o la veneración de las costumbres. Ejemplos: “En el acto de veneración a la bandera se cantó el Himno Nacional y los alumnos recitaron poemas alusivos” o “Japón es un país que es ejemplo mundial por la veneración a sus ancianos”.