Concepto de venta

La venta es la consecuencia del trabajo empresario para captar clientes que estén dispuestos a pagar por el servicio o producto ofrecido, demandándolo, pues cubre alguna de sus necesidades. Quien entrega el producto o servicio se llama vendedor y quien lo adquiere se denomina comprador.

Venta es la acción y el efecto del verbo vender, que etimológicamente procede del latín “venditum” y consiste en entregar algo de nuestra propiedad a otro, transfiriéndole el dominio, a cambio de dinero. Si se hiciera intercambiando una cosa por otra no sería una venta sino un truque o permuta, y si se hiciera sin recibir contraprestación alguna se trataría de una donación. Si no le entregásemos el dominio y sería a cambio de un precio, sería un alquiler y si fuera gratuitamente, se trataría de un comodato.

Jurídicamente se habla de contrato de compraventa, ya que es bilateral y a toda venta se le opone indefectiblemente una compra.

Todo objeto que se encuentre en el comercio (o sea no excluido por ser por ejemplo un bien público) puede ser vendido y por ende comprado: puede tratarse de bienes muebles (comestibles, ropa, artículos para el hogar, acciones cotizables en bolsa, armas, automóviles, etcétera) o inmuebles (casas o lotes de terrenos).

El valor de venta es variable aunque existe un precio de mercado determinado en el capitalismo por la oferta y la demanda. Cuanto más demanda haya del producto y menos oferentes, más caro se venderá y viceversa, cuanto menos demanda y más oferta su precio bajará.

La venta puede tener por causa la necesidad real del cliente o una necesidad provocada por la misma empresa, por ejemplo a través de la publicidad. Es la función más importante del área comercial de una empresa, que de allí obtiene sus ingresos genuinos.

Puede realizarse ventas en locales comerciales habilitados al efecto, o ventas ambulantes o domiciliarias, donde el vendedor se traslada al domicilio del cliente. Puede también hacerse telefónicamente, por correo o por Internet.

La venta según la forma de su pago, puede ser al contado (pagando en el acto de recibir el bien, o a crédito, luego de un cierto plazo, que puede adicionar intereses, pudiéndose pactar en cuotas.

Las operaciones de venta, contablemente deben registrase, y emitirse comprobantes al cliente a través de tique (para ventas minoristas de escaso monto), recibo (que certifica que la deuda ha sido cancelada) o facturas (con detalles de la operación y utilizada en ventas por mayor y menor).

Carlos Marx, ideólogo comunista sostenía que el trabajo del obrero era también una mercadería que se vendía a su patrón, a la que se le ponía un precio dado por el salario con que se retribuía injustamente su labor.