Concepto de veraz

Buscando el origen etimológico del adjetivo veraz, llegamos hasta el latín “verax” derivado de “verus” en el sentido de verdad, más el sufijo de cualidad “ax”. Lo veraz es aquello que se nos aparece como verdadero, cierto o digno de crédito. Quien es veraz, es considerado honesto y leal.

La veracidad es lo que se opone a lo alejado de la realidad o mentiroso, por ejemplo: “Mi primo es un hombre veraz, puedes confiar en su palabra, no te defraudará”, “Este periódico se precia de veraz, sin embargo publica noticias de fuentes dudosas” o “El profesor les hablaba a sus alumnos sobre valores y logró convencerlos, pues sonaba veraz”.

Concepto de veracidad

Lo veraz, en general, está apoyado en pruebas y argumentos válidos, aunque ciertas personas o hechos pueden aparecer como veraces sin serlo, si tienen la capacidad de inducir a otros al engaño. Comprobar la veracidad es muy importante, especialmente a la hora de impartir justicia, por ejemplo: “Al Juez le resultó veraz el relato del testigo, pues parecía una persona digna y responsable, hasta que el abogado de la defensa mostró que era un gran mentiroso y ahora debe soportar un juicio por falso testimonio” o “No hay dudas sobre la veracidad de lo ocurrido, fue un asesinato alevoso ya que el culpable fue encontrado en el lugar del hecho y confesó su autoría”. A quienes declaran como testigos en un proceso judicual se los hace jurar que serán veraces al exponer los hechos.

En otras ocasiones lo veraz se fundamenta en la fe, aunque no sea posible que se prueben de modo experimental los hechos, como ocurre con quienes afirman la veracidad indiscutible de los sucesos relatados en los escritos bíblicos.

En Argentina, el “Veraz” es un informe que prepara una compañía llamada “Equifax” donde recaba datos sobre el cumplimiento de sus obligaciones por parte de personas físicas y jurídicas confeccionando un listado de deudores morosos, que sirve a quienes se dedican a otorgar créditos, para verificar que quienes los solicitan no estén incluidos en esa nómina y evitar tener como deudor a quien es irresponsable en el cumplimiento de sus obligaciones crediticias.