Concepto de vocación

La palabra vocación se originó en el latín “vocationis”, acción y efecto del verbo “vocare” que significa “llamar”.

En términos religiosos, la vocación es el llamado divino al sacerdocio, a la vida consagrada, a hacer votos de castidad y dedicarse a un pleno servicio a la obra del Señor. La vocación de los apóstoles o primeros cristianos surgió del llamado de Cristo, aunque algunos lo hicieron más tarde como el caso de San Pablo, que realizó su conversión de perseguidor de cristianos a santo de la iglesia. Estas vocaciones están representadas en el arte religioso cristiano.

Concepto de vocación

En sentido laico, es la inclinación o gusto que se siente por una carrera, arte o profesión. El trabajo dignifica y hace feliz a la persona cuando se hace con gusto, lo que también motiva a realizarlo bien y con esmero. Para ello se necesita ese llamado del espíritu que indica el camino de la profesión a seguir. Muchos lo sienten desde muy jóvenes, otros tardan en encontrarlo y en ciertos casos la vocación nunca se revela y el ser humano realiza sus tareas a disgusto y desgano.

La vocación en ciertas familias aparece como herencia, que se transmite de padres a hijos, quienes mientras crecen van apreciando el oficio de sus padres y tomando gusto por él. En ocasiones la vocación puede surgir de la admiración hacia un maestro o a otro adulto que se toma como ejemplo, o responder a un deseo interno de realizar cierta actividad. Ejemplos: “Mi vocación por la medicina se despertó cuando de niño, estando enfermo, observé a mi médico que con total entrega trataba de curarme”, “Tengo vocación docente pues me agradan los niños y transmitirles valores y enseñanzas”, “Mi vocación para la danza es innata, la sentí desde muy pequeña” o “De tanto ver a mi padre hacer obras tan hermosas con la madera, surgió mi vocación de ebanista”.

Los test vocacionales son instrumentos que en manos de profesionales especializados brindan una herramienta eficaz para descubrir vocaciones que aparecen dudosas: “No sé que estudiar cuando termine mi educación media, me haré un test vocacional para tener más clara mi vocación”.

Tener vocación de servicio significa ayudar al prójimo realizando tareas solidarias, ayudando a quien lo necesita, sin tener en cuenta la remuneración que se reciba a cambio.