Concepto de vulgata

La Vulgata es la Biblia hebrea o Antiguo Testamento, traducida al latín, y posiblemente el Evangelio del griego y arameo (se duda si tomó estos textos originales o sus versiones latinas) en traducción que la Iglesia ha aceptado como auténtica para permitir su difusión y comprensión, siendo el nombre original “Vulgata editio”, que se traduce como “edición divulgada”, para que el pueblo la sienta más accesible.

La obra fue producto del encargo que realizó el papa Dámaso I en el año 382 y fue concretada por Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) que intentó captar la verdadera esencia del pensamiento expresado en los escritos sagrados.

Concepto de Vulgata

Ya antes de la Vulgata de San Jerónimo, existía la “Vetus Latina”, Biblia traducida al latín, pero realizada por varios traductores, que llevaba a confusiones y se habían basado en la Biblia griega o Septuaginta griega, llamada así pues se estimaba que en su confección habían intervenido setenta y dos traductores.

El texto original de la Vulgata de San Jerónimo no ha llegado a nosotros. Solo hallamos unas ocho mil copias de dudosa autenticidad. La más completa y antigua es el códice Amiatinus del siglo VIII.

La “Vulgata auténtica” fue declarada por el Concilio de Trento, producto de la labor de varias comisiones, siendo aprobada la edición de Sixto V de 1590, conocida como “Vulgata sixtina”, revisada por el papa Clemente VIII, quien publicó una nueva edición en 1598. Para lograr una versión más fiel, pues a esta Vulgata también se le hallaron errores, en 1907, el papa Pío X encargó a los benedictinos una nueva versión, conocida como “Neo Vulgata”.