Concepto de abrumador

Lo abrumador es algo que por su cuantía produce molestia. Es el exceso que ocasiona daño o incomodidad, aunque el dicho popular sostenga lo contrario. Los excesos que abruman pueden ser trabajos, calor, humedad, enfermedades, viajes, mudanzas, responsabilidades, cariño, burlas, discusiones, preocupaciones, derrotas, etcétera. Ejemplos: “el calor abrumador, me impidió hacer la tarea”, “tengo tantas responsabilidades que me siento abrumado” o “es tanto tu cariño que me abrumas”. Quien se siente abrumado se paraliza, se siente atosigado, confundido y agobiado. A veces puede causar desesperación, y derivar en patologías psico-físicas, como cuadros depresivos, colon irritable, migrañas, dolores musculares, etcétera.

Concepto de abrumador

Todo lo anterior es saludable en su justa medida, pero cuando esto se excede, y pasa los límites de nuestra resistencia física y/o mental nos estresa, y nuestro organismo no es ajeno a ello.

El trabajo es saludable en la medida en que nos deje gozar de ciertas pausas para reponernos de la fatiga física o mental que nos produce, de lo contrario nos sentiremos dominados por él, cansados, atosigados y tristes.

Pareciera que el cariño no puede hacernos mal, pero sin embargo si alguien está en todo momento pendiente de nuestros actos, nos hace permanentemente demostraciones de afecto, nos sobreprotege, impide que actuemos en forma libre, de acuerdo a nuestro voluntad. El cariño de los padres cuando es abrumador puede impedir a un niño crecer y madurar adecuadamente, y en las parejas, produce dependencia y hastío.

También se utiliza para designar lo que resulta tan cuantioso que aplasta o aniquila a otra cosa. Ejemplo: “la izquierda ganó por abrumadora mayoría imponiéndose en el Congreso”, “la sanción de la ley se decidió por una cantidad abrumadora de votos”.