Concepto de accesorio

La palabra accesorio está compuesta por los siguientes términos latinos: “accesus” en el sentido de “entrada” más el sufijo que indica relación, “orium”. Un accesorio es por lo tanto aquello que está a la entrada o próximo a algo, sin que haga a su esencia, con el fin de complementarlo o agregarle algo. Ejemplos en el uso cotidiano: “Estás muy linda con ese vestido, no hace falta que le agregues un collar como accesorio, ya que quedará demasiado llamativo”, “Mi cama tiene debajo otra accesoria, por si tengo visitas” o “Compré varios accesorios para mi computadora para facilitar mi tarea”.

Concepto de accesorio

Para que exista algo accesorio, debe haber otra cosa principal, pero no a la inversa, las cosas pueden no poseer accesorios, ya que no hacen a la cosa en sí. Esto concuerda con la definición jurídica de cosas principales y accesorias. En el Código Civil y Comercial argentino, el artículo 229 dice que las principales son aquellas que tienen la aptitud de existir por sí mismas, y según el artículo 330, las accesorias tienen su existencia y naturaleza, determinadas por la cosa principal a la que están adheridas o de la cual dependen, y a la que se aplican las normas jurídicas de la cosa principal (salvo que exista una ley que disponga lo contrario).

En el caso de una cosa mueble y un inmueble, el inmueble es siempre la cosa principal. Si son dos cosas muebles con adherencia total, la cosa principal es la que tiene el máximo valor, y si son de igual valor, no existe ni cosa principal ni accesoria. En el ámbito del Derecho Penal, las penas accesorias son aquellas que se agregan a la principal, por ejemplo pena de reclusión con accesoria de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

En la cocina o el cuarto de baño de una casa, se llaman accesorios a todos aquellos utensilios que hacen a su utilización práctica, por ejemplo: cubiertos, ollas, platos, ducha de mano, etcétera. Los accesorios para el bebé son aquellos artículos que hacen a su comodidad sin incluir ropas ni alimentos, por ejemplo: cochecitos, bañaderas, cambiadores, etcétera. Las habitaciones accesorias en inmuebles son las que no resultan indispensables y sirven solo para situaciones especiales: “Tengo un cuarto accesorio para huéspedes” o “En esta oficina accesoria recibo solo a clientes especiales”.

En las maquinarias, los accesorios las ayudan a cumplir sus funciones mejor o aumentan su funcionalidad: “Mi aspiradora cuenta con un accesorio que me permite limpiar superficies más pequeñas”, “Mi automóvil cuenta con una rueda de auxilio accesoria” o “Compré un accesorio para mi cámara de fotos que me permite fotografiar bajo el agua”.