Concepto de adecuación

Adecuar es acomodar una cosa corporal o incorporal respecto de otra, hacerla compatible. Es similar a la adaptación, que es un término casi sinónimo, aunque la adaptación serían los cambios que deben hacerse en la cosa que debe adecuarse para que sean compatibles, o para permitir su supervivencia. Por ejemplo, un organismo vivo para adecuarse a su medio, debe realizar algunas adaptaciones (cambios) en su organismo, como por ejemplo, el crecimiento del pelo de los osos que los protege de temperaturas muy frías.

Lo adecuado es lo conveniente, lo óptimo y por lo tanto es un concepto relativo, y adecuarse puede referirse a condiciones naturales o culturales. Por ejemplo, para conseguir un fin determinado debo adecuar a ello los medios. En este sentido, si queremos lograr una sociedad culta tenemos que adecuar los contenidos educativos, incorporando los conocimientos más relevantes de la cultura.

Cuando un concepto coincide o se adecua a la realidad que representa, decimos que ese concepto es verdadero, pues se adecua a la realidad. Esta definición de verdad como adecuación entre lo pensado y la cosa sobre la que se piensa, fue expuesta por Isaac Israeli en el siglo IX.

En Lengua, un texto es adecuado si expresa con palabras el mensaje que el escritor quiso transmitir. Para ello debe ser claro, coherente, y adecuado al contexto.

La adecuación de unas cosas con otras puede ser total o parcial, gradual o repentina, provisoria o definitiva. La adecuación social es un acercamiento al modelo que se toma como valioso en un contexto humano dado.