Concepto de alternativa

Alternativa del latín alter (entre dos) significa optar o elegir entre dos cosas o posibilidades de acción. Se expresa lingüísticamente con la conjunción “o” como nexo conector. Puede también elegirse ambas opciones en períodos diferentes. Por ejemplo “en verano existe la alternativa de elegir el turno noche y en invierno el de día, para cumplir con mi trabajo”.

La vida ofrece múltiples alternativas entre las que se debe elegir, por ejemplo: trabajar tiempo completo o estudiar, casarse o permanecer soltero, tener o no hijos, entre otras. Sin embargo muchas veces se dice que no hay alternativa, cuando no queda más que un camino a seguir, aunque realmente lo único que en la vida no tiene alternativa es la muerte, o los hechos ajenos a nuestra voluntad (por ejemplo no puedo elegir que no me roben, o que no se produzca un terremoto) ya que cuando decimos “no tienes alternativa: te operas o mueres”, o “no hay alternativa, si no trabajas no comes”, siempre está la opción de no hacerlo, y en el primer caso dejarse morir, y en el segundo por ejemplo, pedir limosna.

En Derecho las obligaciones con objeto prestacional alternativo son las que facultan al deudor, o en su caso al acreedor o a un tercero (en estos dos últimos supuestos si está pactado) a elegir entre dos o más objetos o acciones cual será la que cancelará la obligación. Por ejemplo “El 27 de febrero de 2011 te entregaré un auto usado o una moto nueva” o “Te construiré una casa o te compraré una”. Si uno de los objetos se destruye sin culpa debe entregarse el que quedó subsistente, desapareciendo la posibilidad de opción.

En electricidad, la corriente alterna es aquella en que varían cíclicamente su magnitud y dirección.