Concepto de alzada

La palabra alzada hace referencia al resultado de la acción de alzar, verbo que se originó etimológicamente en el latín “altiāre”, a su vez derivado del adjetivo “altus” con el significado de alto o elevado.

La palabra alzada/o se aplica en varios contextos:

Un precio alzado es aquel que resulta acorde a cierta cantidad que había sido acordada, sin que pueda modificarse por haberse encarecido la terminación del producto por circunstancias ajenas a la voluntad del fabricante, empresario o productor. En los contratos de obra que se acuerda que serán a precio alzado, el riesgo es del empresario, salvo que exista mora en la recepción del producto por el comprador o dueño de la obra. El pago del precio salvo acuerdo distinto es en el momento de entregarse la obra. Se usan especialmente en la construcción o reparación de viviendas.

Concepto de alzada

Alzados, son también los que forman parte de una revuelta o alzamiento, para rebelarse contra medidas injustas o autoridades constituidas.

En Arquitectura, mueblería y decoración de interiores, una alzada es todo aquello que se agregue en proyección vertical. Por ejemplo, un escritorio con alzada es aquel que cuenta con estantes adosados hacia arriba sobre uno o más laterales.

En Derecho, un recurso de alzada, es la posibilidad de pedir la revisión de un asunto administrativo por algún organismo superior al que no hizo lugar a nuestro reclamo. Es el equivalente al recurso de apelación que se utiliza en sede judicial. En general para poder llevar un caso administrativo ante los órganos jurisdiccionales es necesario agotar la vía administrativa, o sea realizar los recursos de alzada que sean necesarios hasta que el derecho se nos deniegue en la máxima jerarquía de la administración.