Concepto de ameno

La palabra ameno tuvo su origen en el término latino “amoenus” relacionado con “amare”, usado este adjetivo para calificar positivamente aquello que resulta agradable, placentero, delicioso, amable, encantador y atractivo.

Se aplica a varias cosas y situaciones:

Cuando una reunión o fiesta resulta divertida decimos que es amena. existen personas que se dedican a amenizar fiestas para que resulten especialmente placenteras, organizando bailes, competencias de canto, proponiendo juegos, etcétera.

Concepto de ameno

Una conversación amena es aquella que no resulta aburrida sino interesante sin ser tediosa, divertida, y que capta la atención del interlocutor: “La conversación con mi prima me resultó tan amena que nos quedamos hablando hasta la madrugada” o “conversar me gusta, pero el caballero que se me acercó en la fiesta no encontraba tema, e intentaba ser ameno con chistes tontos, lo que al fin resultaba desagradable”. Algo similar ocurre con una lectura: si resulta que capta nuestra atención y no nos aburrimos al leerla sino que nos atrapa y entretiene, decimos que es amena.

Cuando un trabajo es ameno nos invita a hacerlo con mayor agrado. Las labores rutinarias o demasiado pesadas son las que nos resultan menos amenas: “Mi trabajo no es para nada ameno, mi jefe es muy autoritario, las tareas son aburridas y la jornada, extensa” o “Soy feliz puesto que trabajo en un lugar muy acogedor, tranquilo y ameno, con buenos compañeros y gerentes motivadores”.

Un paisaje ameno puede resultar de su flora, de su fauna, de su relieve atractivo y/o de su clima benévolo, que invitan a disfrutarlo. Un “locus amenous” es una expresión latina que designa estos lugares fantasiosos e idílicos, llenos de amor, escenarios de la literatura clásica del medioevo y del Renacimiento. En la Literatura española un ejemplo de “locus amenous” lo hallamos en los prados encantadores descritos por Gonzalo de Berceo en “Milagros de Nuestra Señora”. En lo terrenal, existe un lugar llamado Ameno, en la región de Piamonte, Italia, donde viven unas mil personas en un bonito y apacible sitio rodeado de montañas.