Concepto de anexo

La palabra anexo se originó etimológicamente en el vocablo latino “annexus”, que está integrado por “ad” que indica “hacia” y por “nexus” en el sentido de “junto”. Un anexo es algo que está unido a otra cosa, que es en general la principal, a la que complementa o agrega algo.

Ejemplos: “Este negocio es de librería, pero tiene otros anexos, como juguetería y mercería”, “El consultorio del médico que deseas que te atienda está en el anexo, que se halla contiguo a la clínica” o “La vivienda tiene varias habitaciones principales, pero en el patio se han construido otras anexas para recibir huéspedes”.

Concepto de anexo

Es frecuente que en los libros (literarios, científicos, artísticos, etcétera) se adicionen anexos que completan su contenido. Se los llama adendas. Ejemplos: “En el anexo de la obra se han colocado los nuevos avances en la materia que aparecieron luego de la publicación original”, “En el anexo se ha incluido una fe de erratas” o “Busca en el anexo del libro y hallarás casos prácticos que complementan la teoría y ayudan a entenderla”.

En los contratos es frecuentes que se añadan anexos aclaratorios o ampliatorios de los acuerdos de partes, que ayudan a una mejor interpretación, aclaración y aplicación.

En Biología, los anexos son aquellos órganos que complementan a otros en su función. Por ejemplo, las glándulas salivales son anexas al aparato digestivo, que contribuyen a la digestión humedeciendo el alimento. El páncreas se asocia al duodeno y sus secreciones también ayudan a la digestión. En el aparato reproductor femenino se llaman anexos a los órganos que rodean al útero, que son los ovarios y las trompas de Falopio. Cuando estos anexos se inflaman originan una anexitis o enfermedad inflamatoria pélvica. Los quistes de ovarios suelen llamarse quistes anexiales.