Concepto de antítesis

Antítesis es una palabra de origen griego, procede de ἀντίθεσις, término integrado por el prefijo de oposición “anti” y el sustantivo “thesis” en el sentido de “conclusión razonada”.

En la antítesis existe oposición por comparación entre dos cosas, seres o ideas: “El calor es la antítesis del frío”, “Dios es la antítesis del diablo” o “El comunismo es la antítesis del capitalismo”.

La antítesis suele usarse como recurso literario, lo que fue frecuente en el período barroco, lo que podemos ejemplificar con las palabras de Cervantes “Yo velo cuanto tú duermes” a lo que contrapone “yo lloro cuando tú cantas”. En el siglo XX, el verso de Pablo Neruda también nos muestra una antítesis al expresar que es corto el amor y largo el olvido. Puede también servir para mostrar ironías.

Concepto de antítesis

En Filosofía, una antítesis es una contra afirmación respecto a una tesis que se refuta.
El filósofo idealista alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel, empleó el método dialéctico. Para él la realidad es dialéctica, o sea contradictoria, lo que la conduce al cambio, lo que también se aplica al conocimiento, ya para que un saber sea absoluto, total y científico, deben darse tres pasos: el primero es el momento intelectual y abstracto que se lo ha denominado por muchos autores como “tesis” que consiste en una afirmación, que ya tiene en su propia esencia la idea de contradicción. El segundo paso es el que no Hegel, sino quienes interpretaron sus ideas, llamaron antítesis, donde se plantea la oposición o negación de la tesis expuesta. El tercer momento es la llamada “síntesis” donde el conflicto logra superarse, quedando convertida en una nueva tesis que también encierra la posibilidad de que surja una antítesis, y así sucesivamente.