Concepto de arsenal

Si queremos conocer de donde procede el concepto de arsenal tenemos que retrotraernos en el tiempo a otra lengua: al árabe clásico. Más concretamente tiene su origen etimológico en una palabra de dicho idioma que vendría a traducirse como “casa de la industria”.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua viene a determinar que el término que nos ocupa tiene tres acepciones diferentes. La primera de ellas es la que se encarga de establecer que esta palabra se utiliza para referirse a un establecimiento muy concreto que se dedica a la creación y reparación de embarcaciones.

Tanto de propiedad particular como de carácter militar puede ser ese citado lugar donde no sólo se acometen las funciones y labores determinadas sino donde también se guardan todos aquellos instrumentos necesarios para realizarlas así como los elementos vitales para dotar a las naos de todo cuanto requieran.

A pesar de este significado, no obstante, hoy día cuando se emplea este término se viene a utilizar para referirse más exactamente a un espacio que ejerce como almacén o como depósito y en el que lo que se guardan son armas y diverso material utilizado en la guerra.

En esta misma línea pero introduciendo una modificación sobre su función es en la que va la tercera acepción que el citado Diccionario le otorga al concepto analizado. En concreto se refiere a él como un conjunto de datos o de informaciones acerca de uno o varios asuntos. Así, por ejemplo, podría decirse: “Ese archivo es el arsenal de donde el periodista consigue obtener ideas para su trabajo”.