Concepto de aspirar

Aspìrar es un verbo o acción que en su etimología nos remite al vocablo latino “aspirāre” con el significado de tomar algo del exterior para hacerlo propio, en especial el oxígeno que ingresa a nuestros pulmones por las vías respiratorias. Ejemplo: “aspira este aire puro campestre, y te olvidarás por un rato de tus problemas”.

Sin embargo se usa también para otras sustancias, como por ejemplo perfumes; u otras tóxicas como gases o cocaína, un alcaloide que procede de una planta denominada coca, que actúa inhibiendo la función de los neurotransmisores orgánicos. Al venderse en polvo, una de las formas de ingreso al cuerpo es por inhalación o aspiración a través de las fosas nasales, que resultan dañadas luego de un tiempo de uso.

Concepto de aspirar

Aspirar también puede referirse a quitar el polvo o residuos de alfombras, pisos, prendas de vestir o ropa de cama, con un artefacto electrónico denominado aspiradora, que tiene esa función, de “chupar” recolectando en una bolsa, a veces lavable y en otras descartable, los desechos aspirados.

Otro uso es con respecto a los deseos personales o aspiraciones que tiene un individuo sobre su futuro personal, social, familiar o laboral, que a veces coincide y otras no, con sus reales posibilidades, por ejemplo: “el esfuerzo que hace Miguel es muy poco con respecto a sus aspiraciones. Para ser un destacado profesional hay que esforzarse mucho” o “Juan tiene nobles aspiraciones, por eso cultiva mucho su espíritu” o “aspirar a terminar con el hambre a nivel mundial, es una aspiración de todos, pero pocos contribuyen a concretarlo”.