Concepto de ausencia

Si rastreamos el origen de la palabra ausencia, lo hallamos en el latín “absentia” que a su vez se originó en el verbo “abesse” con el significado de estar lejos, ya que el prefijo “ab” indica separación y “esse”, estar.

Lo ausente es lo que no está presente, lo que no está en este momento, en el aquí y en el ahora. La ausencia puede ser física, por ejemplo: “Los alumnos Juan y Martín hoy no concurrieron a clase, por lo tanto están ausentes”, “Este botiquín presenta ausencia de medicamentos” o “La ausencia de lluvias es notoria”. También puede ser inmaterial: “Estás ausente en mis recuerdos” “Con tus respuestas me demuestras una ausencia total de conocimientos” o “La ausencia de reconocimiento a su esfuerzo lo deprimió”.

Concepto de ausencia

La ausencia implica falta, carencia, y puede ser definitiva, como ocurre cuando alguien fallece, y su ausencia física es para siempre; o temporaria, como sucede cuando se está de viaje por un tiempo, o no se concurre al trabajo por una enfermedad pasajera.

En Psiquiatría y Psicología la ausencia mental importa una pérdida temporal de la conciencia. Las ausencias típicas, que afectan a la población joven, son convulsiones que alteran la función cerebral por unos quince segundos, ocasionadas por una actividad cerebral fuera de lo normal.

En Derecho, la ausencia de una persona por determinado lapso de tiempo (el que varía según las circunstancias, ya que lógicamente será menor si la persona ha desaparecido en una guerra o en un terremoto) sin saber sobre su paradero a pesar de haber extremado los esfuerzos por encontrarlo, y sin que se registren señales de vida, posibilita que pueda declararse la presunción de su fallecimiento, a efectos de determinar el destino de sus bienes y de sus relaciones sociales, evitando la incertidumbre.