Concepto de autoría

Cuando hablamos de autoría hacemos referencia a quien posee la calidad de autor, término que procede en su etimología del latín “auctor” con el significado de promotor o instigador. A su vez procede del indoeuropeo “aug” que puede traducirse como aumentar.

La autoría se aplica a quien se le reconoce ser el autor, creador o realizador de algo, no siempre lícito. Así tanto podemos hablar de que la autoría del “Martín Fierro” le corresponde a José Hernández, la del psicoanálisis a Freud; o la autoría del “David” le compete a Miguel Ángel; como podemos decir que la autoría de un crimen, de un robo o de una violación, hace a aquel responsable por su accionar despreciable. En el Derecho Penal la autoría del hecho ilícito tipificado como tal en la ley, es atribuida a quien lo cometió en forma directa, no presumiéndose tal circunstancia ya que debe probarse; pudiendo otros tener responsabilidad como cómplices o encubridores.

Concepto de autoría

En actividades lícitas, como por ejemplo quien escribe un libro, una partitura musical, un guión de cine; desarrolla un software, o quien pinta un cuadro o realiza cualquier tipo de expresión cultural o artística inédita, o perfecciona algo existente de modo novedoso, tiene reconocida su autoría, la que para evitar que le sea cuestionada o usurpada, conviene que sea inscripta en un registro especial para poder gozar así de su derecho de autor, que incluye lucrar con ella, reproducirla, exhibirla, etcétera. Si alguien quiere valerse de ella, por ejemplo para adaptar el contenido de un libro al cine, debe pedir permiso a su autor. Las copias de obras artísticas, especialmente musicales o cinematográficas, a través de las llamadas “copias piratas” aún cuando sean de práctica habitual están prohibidas.

Si más de una persona son los autores de los hechos u obras se dice que se realizó en coautoría. Cuando no se sabe quien tuvo la autoría se dice que es anónimo.