Concepto de base

La palabra base reconoce su etimología en el latín “basis” que a su vez proviene del vocablo griego βάσις.

Base tiene varias acepciones: como sustento de algo o soporte; lo empleamos por ejemplo en la denominación que recibe la parte inferior del cráneo o base del cráneo. También en el ámbito de la construcción hablamos de base como lo que soporta el peso del edificio o en las figuras geométricas planas, también a su lado de abajo. En cosas inmateriales también lo utilizamos en este sentido, como cuando hablamos de que para poder profundizar los estudios sobre una cuestión determinada, primero hay que conocer las bases, o sea lo elemental. Por ejemplo: “si los chicos no tienen una buena base en Lengua y Matemáticas, difícilmente puedan ser buenos alumnos en la universidad”.

Concepto de base

En Matemáticas la base en una operación de potenciación es el número al que le corresponde un exponente al cual debe ser elevado, y se efectúa, multiplicando la base tantas veces como indique el exponente.

Una base de datos es un conjunto de información que se almacena para un uso posterior. El desarrollo tecnológico permite en la actualidad hacerlo de modo virtual.

En el ámbito militar, una base es el lugar donde se realizan actividades con fines de preparación defensiva u ofensiva. Si se trata de operaciones navales, se la denomina base naval.

En Química, las bases son las sustancias que al ionizarse en disoluciones acuosas forman grupos OH−. Fueron definidas por Lewis como aquellas sustancias que son capaces de ceder pares de electrones, mientras que son ácidos las que aceptan pares de electrones. Las bases tienen la propiedad de teñir de azul el papel de tornasol, su sabor es característico, amargo, como la lejía; sus disoluciones son conductoras de electricidad; y poseen reacciones de saponización, ya que al reaccionar con las grasas crean jabones.