Concepto de boleto

La palabra boleto o boleta proviene del latín “bulla”, tomada por el italiano como “bolletto” o “bolletta”, de donde ingresó a nuestro idioma.

Se trata de un papel que tiene alguna inscripción en letras números y/o dibujos o sellos y que sirve como acreditación, ya sea de haber pagado una entrada, de haber cumplido con algún trámite, de tener un acceso libre, etcétera. Es por ende, una constancia escrita, que según el país de que se trate adquiere distintas significaciones. En varios países de América del Sur, el boleto que se entrega tras el pago del pasaje, sirve para viajar en un transporte público de pasajeros, y en su femenino, boleta, designa la multa que se extiende en un papel, para poder hacer efectivo el pago ante una infracción de tránsito. La boleta también es un comprobante que se entrega cuando alguien realiza una compra, como prueba de su pago. En Colombia, puede designar una nota de amenaza.

Concepto de boleto

Ejemplos de uso: “he perdido mi boleto de avión, espero que haya quedado registrado los datos de mi vuelo”, o “saqué un boleto para la función de teatro, que ha costado muy caro”.

Un caso especial de boleto de gran relevancia jurídica es el llamado boleto de compra venta, que es un acuerdo de partes de tipo privado realizado por escrito, que es válido solo entre ellas, y no respecto de terceros, y que certifica la operación de compra-venta de bienes registrables, y compromete a la realización de la correspondiente escritura pública cuya inscripción en el registro de la propiedad le asignará valor “erga omnes” (frente a todos).

Por otro lado, “boletus edulis” es el nombre de un hongo apto para su consumo.