Concepto de boleto

Un boleto es un billete o papel que también se conoce como pasaje, que acredita que quien lo posee ha pagado el importe que le permite viajar, o ha obtenido ese permiso por algún favor especial. Ejemplos “los discapacitados están exentos de abonar el boleto de colectivos en la ciudad”, “mi boleto de avión no me asigna el asiento que ocuparé durante el vuelo” o “el boleto estudiantil es un modo de que los estudiantes puedan llegar a los colegios pagando un importe mínimo”. La conquista de este derecho (de un boleto económico para los estudiantes) les costó la vida a muchos jóvenes que salieron a las calles para reclamarlo, en una época donde Argentina vivía una encarnizada lucha contra la subversión que terminó en la dictadura militar de 1976.

Concepto de boleto

También se llama boleto al papel que acredita la participación en ciertos juegos de azar: “mi boleto de lotería hace años que no me depara ningún premio”.

En general los boletos antes mencionados, consignan ciertos datos que les permite cumplir su función (fecha y hora en caso de viajes, precio, número con el que se participa en el sorteo, etcétera).

En Argentina, el boleto de compra venta, es un contrato entre partes, que puede hacerse ante escribano o en forma privada, que implica el compromiso de que quien transmitió y quien adquirió un inmueble, harán una escritura pública para trasladar el dominio y con cuyo registro, la operación será oponible ante terceros. El boleto de compra venta solamente tiene efecto entre las partes, que deben ser capaces de obligarse y consignar en el boleto sus datos personales y los de la propiedad objeto de la transacción.

En Argentina y Paraguay, se usa la palabra boleto, coloquialmente, como sinónimo de mentira en ciertos contextos: “no me engañas más con tus “boletos”, cada vez que llegas tarde, inventas excusas increíbles”.

En Botánica, se conoce como boletos, o científicamente “boletus edulis” a ciertos hongos, de dimensiones considerables, casi todos comestibles.