Concepto de brecha

Con la palabra brecha nos referimos a una abertura, rotura, hendidura, corte, o espacio que se genera entre cosas reales o virtuales, que puede servir para pasar, para abrir caminos, para herir o generar distanciamientos. Ejemplos: “El cristianismo abrió una brecha para superar el egoísmo humano”; “existe una brecha entre el pensamiento comunista y el capitalismo”, “una enorme brecha se abrió en mi corazón tras tu partida”.

Podemos de este modo hacer brechas en paredes, muros, partes del cuerpo, miembros de la sociedad, filas del ejército, ideologías, etcétera. Las brechas como heridas pueden afectar no solo algún órgano del cuerpo, sino también el alma o espíritu.

La brecha digital es la distancia que económica y socialmente se genera entre quienes cuentan con el acceso y los que no, a las nuevas tecnologías.

También se usa en el ámbito de la Geología para designar a las rocas formadas tras la acumulación de sedimentos (sedimentarias) aunque algunas pueden ser volcánicas o tectónicas, e integradas por detritos o trozos sólidos mayores a dos milímetros (detríticas) con forma angular.

En Bioquímica una brecha aniónica es un cálculo que se usa para verificar problemas en la concentración de aniones y cationes no medidos, para diagnosticar la acidosis metabólica.

Cuando se advierte un distanciamiento entre el pensamiento y costumbres de los jóvenes con respecto a los adultos (padres, maestros, etcétera) se habla de brecha generacional. Si esta separación es entre hombres y mujeres, en cuanto a sus roles, expectativas, y conductas sociales, se llama brecha de género. Esta última brecha ha sido propiciada por la cultura tradicional a lo largo de muchos siglos, y recién hoy podemos afirmar que se está superando.