Concepto de breve

La palabra breve reconoce su origen etimológico en el latín “brevis” que es un calificativo que designa algo corto o pequeño en su extensión temporal o material, como un lapso de tiempo breve o un breve recorrido, respectivamente. Esto es subjetivo, pues un tiempo breve para algunos puede durar algunos segundos y para otros varios minutos; y un recorrido breve para algunos puede ser de unos pocos metros y para otros algunos kilómetros. Tiene que ver con comparaciones: si relacionamos el tiempo que tarda un avión en ir desde Argentina a España, nos parecerá breve el recorrido en tiempo y espacio que hace un avión entre dos ciudades del mismo país.

Concepto de breve

Muchas veces sentimos como breve algo que no lo es tanto y viceversa, nos parece extenso, lo que es breve para otros, dependiendo de las circunstancias y de los estados emocionales. Por ejemplo: “Estuviste solo una semana, fue breve tu visita y no me alcanzó para dejar de extrañarte” y “Estuvo una semana y se me hizo larga su estadía, escuchando sus lamentos”, o “La profesora dijo que el cuento era breve, pero de tan aburrido me pareció larguísimo”.

Reciben el nombre de breves, además, los documentos pontificios que revisten menos requisitos de forma y extensión que las bulas, y son usados desde el siglo XV; en general referidos a una temática única y particular.

Si bien no suele usarse este adjetivo aplicado a animales o personas, fue el calificativo que recibió el rey de los Francos Pipino III (715-768) que fue llamado “El breve” porque medía solo 1,37 m de estatura.