Concepto de canal

El origen etimológico de la palabra canal, la hallamos en el latín “canalis”, derivada de “canna” con el significado de caña. Se entiende por canal a toda vía o conducto, por donde pasa alguna sustancia o elemento material o inmaterial. Los canales pueden ser naturales o artificiales.

Dentro de los canales naturales, encontramos los que existen en el cuerpo, como el canal auditivo o el del parto. El embriólogo alemán Caspar Wolff, en la segunda mitad del siglo XVIII descubrió varios canales biológicos que llevan su nombre, como el canal de Wolff presente en el aparato excretor de anfibios y peces; o el que se encuentra en el aparato genital del hombre.

Concepto de canal

Entre los canales artificiales, hallamos el canal de la comunicación, que es el medio creado por el hombre para que alguien transmita un mensaje hacia el o los receptores, y pueden ser orales o escritos.

La tecnología ha permitido crear canales para emitir ondas radiales y televisivas, a través de bandas de frecuencias. Ejemplo: “Mi televisor es antiguo y por eso no logra captar todos los canales”.

Aplicado a la agricultura, los canales de riego son cauces artificiales que permiten conducir el agua desde sus fuente hasta las zonas agrícolas que la necesitan, aprovechando generalmente el desnivel del terreno. También se construyen canales de agua, para conducir fuerza hidráulica o para navegar.

En Geografía, los canales intercomunican dos masas de agua marina. Estos canales pueden ser producto de la naturaleza, como sucede con el Canal de la Mancha, que comunica el Océano Atlántico con el Mar del Norte, separando al estado francés de Gran Bretaña; o pueden ser obra del ser humano, como el Canal de Suez, que logró la comunicación entre los mares Mediterráneo y Rojo, a partir del año 1854.