Concepto de caos

La palabra caos se originó en la lengua griega. Procede de χάος o “khaos” que en la mitología griega simbolizaba el abismo que antecedió a la creación del mundo, donde reinaba el desorden y la oscuridad. Para los filósofos griegos el caos era una masa informe. El filósofo Anaximandro decía que el principio de todo lo creado era lo indeterminado o caos, una sustancia invisible y carente de forma de donde todas las sustancias naturales, como la tierra, el agua y el fuego se derivarían.

Concepto de caos

Ejemplos de uso

El caos designa a todo desorden que se produce en el mundo material o en el de las ideas. Ejemplos: “Tu casa es un caos, si no pones un poco de orden no encontrarás nada”, “La guerra generó un caos terrible”, "LLegó tanta gente a la ciudad que se produjo un caos de tránsito" o “Mi mente es un caos, se me mezclan los hechos horribles que he debido vivir tras el asesinato de mis padres”.

La teoría del caos

Existe una Teoría, conocida como “Teoría del caos” contraria a la determinista de Newton y Einstein, que se esboza para realizar una interconexión entre hechos de la naturaleza que a simple vista parecen aleatorios, y donde una mínima variación en las condiciones originarias modifican todo el comportamiento futuro. El químico ruso Ilya Prigogine planteó que en el mundo no todo es previsible, y esta teoría trata de encontrar un orden o explicaciones entre ciertos acontecimientos que no parecerían estar conectados. Un ejemplo es “el efecto mariposa” que nos dice que el aleteo de una mariposa ubicada en China, podría al cabo de un tiempo originar en un punto distante, un terremoto. Referido a los números, podemos verlo si agregamos una cantidad a un número cualquiera y éste se usa para medir algo preciso, podríamos generar un desastre.