Concepto de cartel

La palabra cartel procede en su etimología del latín “charta” con el significado de papel escrito que sirve como medio de comunicación. El español a través de un galicismo modificó la palabra carta a cartel para otorgarle otra significación, el de una carta o comunicado expuesto en forma pública, en soporte de papel, cartón, plástico, etcétera, y conteniendo escritos, dibujos y/o fotos. Esta forma de expresión fue muy común durante el siglo XV para anunciar públicamente medidas tomadas por los reyes o la realización de ferias o espectáculos, y aún hoy los carteles siguen teniendo gran importancia para realizar publicidades, por ejemplo: “Pon un cartel en la entrada de tu casa, para anunciar que la vendes”, “No encuentro el negocio de tu prima ya que aún no le ha puesto un cartel”, “Los carteles luminosos en la autopista distraen a los conductores”, "El cartel anuncia que debes bajar la velocidad" o “En el teatro se anunciaba la obra con grandes carteles”.

Concepto de cartel

En lo económico, el cartel o cártel, surgió en Alemania, a fines del siglo XIX, para referirse con kártel a la organización de empresarios establecida de modo informal destinada a eliminar la competencia, y repartirse utilidades entre los productores, pudiendo, de la misma manera que ocurre con los monopolios perjudicar a los consumidores.

Como organización ilegal, un cártel es el una agrupación mafiosa, donde los delincuentes se unen para protegerse, incrementar sus réditos y distribuir sus zonas de acción, estableciendo jerarquías, estructuras y modos de acción. En Estados Unidos se conocen como mafias, aunque las de origen latinoamericano son llamadas cárteles. Entre los cárteles más famosos podemos mencionar el de Medellín, ubicado en esta ciudad colombiana y liderado por Pablo Escobar, dedicado al narcotráfico. Otro cártel con idéntico objetivo es el de Sinaloa, radicado en México.