Concepto de censura

Para encontrar el origen etimológico de la palabra censura tenemos que retrotraernos al latín pues allí veremos que aquella procede de censüra, pero también de censor. Término este último que se empleaba para definir la labor de dos romanos que se encargaban de supervisar el comportamiento público y la moral.

No obstante, el primer significado que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española le otorga al concepto que nos ocupa es el de un dictamen o un juicio que se realiza acerca de una obra concreta o de un escrito. Y en ese mismo sentido, tendría relación con la acepción que define a la censura como “reprobación o correción de algo”.

En este sentido, hay que subrayar que a lo largo de la Historia muchas acciones han sido las actuaciones de censura que se han realizado sobre libros, prensa, obras de arte o películas. Así, por ejemplo, uno de los casos más sonados tiene lugar en España durante el Franquismo cuando los censores actuaron sobre el film Mogambo. En él intentaron explicar la aparición de dos personajes que dormían juntos, porque estaban siendo infieles, como si de hermanos se tratase.

Otro de los significados que se le otorga al término censura es el que viene a emplearse para definir a toda aquella pena de tipo eclesiástico del fuero externo que se impone por haber acometido alguna clase de delito según los cánones establecidos.

Y finalmente, también hay que subrayar que el concepto que estamos abordando también es muy utilizado en el campo de la psicología. En este caso, la palabra censura se emplea para dar a conocer la vigilancia que el superyó y el yo realizan del ello para evitar que este se deje llevar por una serie de impulsos que son perjudiciales para el equilibrio psíquico.