Concepto de concomitante

La palabra concomitante procede del latín “concomitans”, vocablo integrado por el prefijo que indica algo que se hace en conjunto, “con” y por “comitari” en el sentido de acompañar, por lo que la concomitancia son dos cosas o hechos que se acompañan entre sí, complementándose o acompañándose. Son sinónimos de concomitante: coexistente, coincidente, simultáneo, compatible o relacionado.

Cuando varios factores confluyen para que se produzca un resultado, se dice que esas causas son concomitantes, por ejemplo: “Para que se produzca la ruptura de mi matrimonio actuaron como factores concomitantes, la falta de diálogo, el escaso tiempo compartido y nuestros temperamentos irreconciliables”, “La tormenta y la lluvia, fueron los concomitantes perfectos para que mi día de vacaciones fuera un fracaso” o “Las razones concomitantes de su huida del lugar del accidente de tránsito que provocó, fueron el miedo, la cobardía y la falta de responsabilidad”.

Concepto de concomitante

Es un término usado especialmente en el ámbito médico para referirse a síntomas que aparecen juntos acompañando determinada enfermedad, por ejemplo, “Tuve vértigo concomitante durante un episodio de cefalea” o “Con la fiebre y el dolor de garganta, fueron concomitantes los dolores musculares y el cansancio durante la gripe que padecí”.

En el Cristianismo, se habla de concomitancia para aludir a la Eucaristía, donde Cristo se presenta como una unidad, como persona física y divina como alma y cuerpo, como cuerpo y sangre.

También puede usarse como afinidad o cosas en común entre dos cosas o seres, por ejemplo: “Mi pensamiento es concomitante con el de Gandhi, soy un defensor absoluto de la paz”.